ARRIBA

¿Cáncer Pediátrico?

Tipos de Cáncer

En general, los tipos más frecuentes de cáncer en la adolescencia se pueden dividir en dos grandes grupos:
  • Enfermedades hematológicas : leucemias y linfomas
  • Tumores sólidos : tumores óseos (osteosarcoma, tumor de Ewing), tumores cerebrales, tumores renales, etc.

Enfermedades hematológicas

Leucemia

Es el tipo de cáncer infantil más frecuente y supone alrededor del 33% de todos los casos.La Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA) es la más común en niños y constituye el 80% de las leucemias infantiles. Sin embargo, en la adolescencia no es tan frecuente. Es una enfermedad que se origina a partir de una célula linfoide de la médula ósea que pierde sus características y su función, convirtiéndose en una célula tumoral (linfoblasto). Existen distintos tipos de LLA según el tipo de célula linfoide a partir de la que se haya originado el tumor.La Leucemia Mieloblástica Aguda (LMA) no es tan frecuente en niños. Se origina a partir de las células mieloides y en algunos casos el tratamiento de elección es el trasplante de médula ósea.

Linfomas

Los linfomas se dividen en dos tipos:  linfoma de Hodgkin y linfoma no-Hodgkin.El linfoma no-Hodgkin se origina a partir de un linfocito inmaduro que está en los ganglios linfáticos, cumpliendo su función en el sistema inmune. Desde el punto de vista práctico, el linfoma no-Hodgkin se podría considerar una 'leucemia con bultos' y con nula o poca enfermedad localizada en la médula ósea. Por eso, el tratamiento de esta enfermedad es muy similar al de la leucemia linfoblástica.La enfermedad de Hodgkin afecta sobre todo a adolescentes y se ha relacionado con el virus de Epstein-Barr. Es uno de los tumores con mejor pronóstico de curación. Tumores sólidos.

Osteosarcoma

Es el tumor óseo más frecuente en niños y adolescentes. Comienza en las células óseas inmaduras de los tejidos óseos. Se localiza sobre todo en el extremo de los huesos largos (fémur, tibia) y alrededor de la rodilla; también puede aparecer en los huesos del brazo.

Sarcoma de Ewing

Es el segundo tumor óseo maligno más frecuente. En la mayoría de los casos aparece en las costillas o en los huesos largos. Sin embargo, puede localizarse también fuera de los huesos (tumor de Ewing extraóseo) o como una forma más diferenciada que se conoce como tumor primitivo neuroectodérmico (PNET, por sus siglas en inglés).

TSNC (Tumores del Sistema Nervioso Central)

Los tumores cerebrales pueden originarse a partir de distintas células: parénquima, epéndimo, glia, etc. Su tratamiento y pronóstico dependen de factores como su ubicación en el cerebro, su grado de extensión, la edad del niño, su estado de salud. Uno de cada cinco tumores cerebrales infantiles son meduloblastomas, que se originan en el cerebelo.

Neuroblastoma

Es el tumor del tejido nervioso extracerebral más frecuente del niño; a menudo se diagnostica durante el primer año de vida. Se origina a partir del sistema nervioso simpático, localizado en los ganglios simpáticos que discurren a ambos lados de la columna vertebral y en la glándula suprarrenal, localizada encima del riñón. Por eso puede aparecer en tórax o en el abdomen. En ocasiones comprime la médula espinal y produce pérdidas de fuerza en las extremidades o alteraciones de los esfínteres.

Tumores de células germinales

Son tumores poco frecuentes, (ocurren en 2.4 casos en un millón de niños) y representan sólo el 1% de los casos de cáncer en adolescentes.Habitualmente aparecen en las gónadas (testículos u ovarios). Sin embargo, también pueden aparecer en otros sitios del cuerpo: abdomen, mediastino y cerebro. Mas comunes en niñosLeucemiaEs el tipo de cáncer infantil más frecuente y supone alrededor del 33% de todos los casos. La leucemia linfoblástica aguda (LLA según sus siglas) es la más común en niños y constituye el 80% de las leucemias infantiles. Es una enfermedad que se origina a partir de una célula linfoide de la medula ósea que pierde sus características y su función para convertirse en una célula tumoral (linfoblasto). Existen distintos tipos de LLA según el tipo de célula linfoide a partir de la que se haya originado el tumor. Para su diagnóstico se emplean pruebas específicas de citometría de flujo y genética molecular que permiten conocer el tipo de LLA y darle un tratamiento específico. La fiebre, la pérdida de apetito, la sensación decansancio o la aparición de hematomas son algunos de los síntomas que pueden alertar de la presencia de esta patología.

LinfomasLos linfomas se dividen en dos tipos: linfoma de Hodgkin y linfoma no-Hodgkin, que, en general, representa la tercera neoplasia más frecuente en la infancia.
El linfoma no-Hodgkin se origina a partir de la misma célula que la leucemia linfoblástica aguda, un linfocito inmaduro que en lugar de estar en la médula ósea está en los ganglios linfáticos, cumpliendo su función en el sistema inmune. Desde el punto de vista práctico, el linfoma no-Hodgkin se podría considerar una 'leucemia con bultos' y con nula o poca enfermedad localizada en la médula ósea. Por eso, el tratamiento de esta enfermedad es muy similar al de la leucemia linfoblástica. 

La enfermedad de Hodgkin, por su parte, afecta sobre todo a adolescentes y se ha relacionado con el virus de Epstein-Barr. Es una de las enfermedades con mejor pronóstico de curación en oncología. 
Tumores cerebralesConstituyen los tumores más frecuentes después de las leucemias. Su pronóstico y tratamiento dependen del tipo de célula a partir de la cual se originan (parenquima, epéndimo, glia ect..). Pueden ser benignos o malignos y su tratamiento/pronóstico dependen de factores tan diversos como su ubicación en el cerebro, su grado de extensión, la edad del niño, su estado de salud... Uno de cada cinco tumores cerebrales infantiles son meduloblastomas, que se originan en el cerebelo. Aunque la naturaleza de los síntomas depende de la edad del paciente y la ubicación de la neoplasia, algunos de los más comunes son pérdida de equilibrio, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, cambios de conducta.NeuroblastomaEs el tumor sólido fuera del cerebro más frecuente en el niño y a menudo se diagnostica durante el primer año de vida. Se origina a partir del sistema nervioso simpático, localizado en los ganglios simpáticos que discurren a ambos lados de la columna vertebral y en la glándula suprarrenal, localizada encima del riñón. Por eso puede aparecer en tórax o en el abdomen. En ocasiones comprime la médula espinal y produce pérdidas de fuerza en las extremidades o alteraciones en la función de los esfínteres. 

RetinoblastomaEste cáncer ocular es uno de los de menor incidencia . Se calcula que es responsable del 5% de los casos de ceguera infantil y su diagnóstico se realiza antes de los cinco años. Su pronóstico, la capacidad de recuperar la vista o el tratamiento que requiere dependen de lo extendida que esté la enfermedad, aunque en general se trata de uno de los tumores con más posibilidades de curación de la infancia.
Tumor de WilmsPuede aparecer en uno o ambos riñones y suele afectar generalmente a niños de dos o tres años. Aunque constituye el 10% de los cánceres infantiles es curable en la mayoría de los caso. OsteosarcomaEs el tumor óseo más frecuente en niños y adolescentes. Se localiza sobre todo en el extremo de los huesos largos (fémur, tibia), alrededor de la rodilla.

Tumor de EwingEs el segundo tumor óseo maligno más frecuente tras el osteosarcoma. Se origina a partir del tejido neural parasimpático y puede localizarse fuera de los huesos (tumor de Swing extraóseo) o como una forma más diferenciada que se conoce como tumor primitivo neuroectodérmico (PNET, por sus siglas en inglés).

RabdomiosarcomaSe trata del sarcoma de partes blandas más habitual. Afecta siempre a losmúsculos y supone entre el 4% y el 8% de los casos de cáncer infantil.